Colegio de Médicos.

Discurso Dr. Trungelliti

Buenas noches y bienvenidos.

Hace un año exactamente, desde éste mismo lugar y por el mismo motivo, celebrar el Día del Médico, me permití expresar algunas apreciaciones acerca del significado de la Medicina, el oficio de los Médicos, las condiciones en las que desempeñan su ardua tarea y cité algunas frases del Dr. Ramón Carrillo que son el fruto de su enorme entrega por el prójimo, esas frases que son referidas en cuanto acto sobre la Medicina, la Salud, el Sanitarismo y temas relacionados acontece, sin embargo, la situación socio-sanitaria de las comunidades no ha mejorado como se esperaba. Es que no es suficiente con recordar a nuestros sabios Médicos, es ineludible llevar a la acción sus recomendaciones, efectivizar de una vez por todas, lo que llena los discursos y promesas acerca de priorizar la educación y la salud en las gestiones de gobierno. A los Médicos nos cabe una enorme responsabilidad en la tarea, somos actores imprescindibles del sistema y nuestra labor no puede limitarse a la atención de las enfermedades de las personas sino que debe extenderse a su ámbito familiar, hábitos y condiciones de vida a su ecosistema porque de ningún modo debemos creer que el sólo uso de medicamentos y procedimientos es suficiente para lograr el restablecimiento del bienestar perdido. Es ineludible nuestra interacción con los demás actores del sistema lo que no es una tarea fácil de conseguir. Es necesario enfatizar la formación humanística de los futuros médicos, revalorizar el arte sobre la ciencia para lograr que su inserción en el equipo de salud resulte en la acción efectiva que de ellos se espera. Los cambios generacionales se hacen sentir también en nuestra comunidad de médicos. A diario vivenciamos situaciones que revelan diferencias en las concepciones, puntos de vista, procedimientos para arribar a diagnósticos y decidir conductas, entre los médicos que, como quienes recibirán hoy el reconocimiento por más de treinta años en el ejercicio de la profesión, han recibido la información y la formación de Maestros Médicos cuyas enseñanzas constituyeron el modelo que tuvo directa injerencia en el modelaje de sus personalidades y los médicos que hoy tienen menos de cuarenta años y que transitaron sus etapas de capacitación en la década de los 90. La sociedad exige de la profesión que elegimos, el convencimiento ineludible de servir al otro a costa de nuestra entrega sin retaceos y eso no ha cambiado ni aún con el paso del tiempo, por lo cuál, podremos tener diferencias de edades, formaciones y capacidades pero lo que nos hace iguales deberá seguir siendo la vocación de servicio que es constitutiva de los genes de todos los médicos. Nosotros y también nuestras instituciones debemos adquirir la capacidad de adaptarnos a las nuevas épocas consensuando el empuje, las ansiedades, las ganas de hacer de los jóvenes, con la paciencia, la tolerancia y la experiencia de quienes peinan canas, o tienen pocas.

Creo que deberemos considerar ésta situación en un gran foro con la participación de todos los actores para llevar a cabo la reformulación de nuestro sistema provincial de salud, con santiagueños, por santiagueños y para los santiagueños.

Sin vuestra atención todo lo que dije no tendría sentido.

Muchas gracias y felices fiestas. Héctor Trungelliti

Colegio de Medicos de Santiago del Estero | Admin | Diseño: Caskal © 2011